Martes 29 de octubre de 2019 | Praga

¿Quién es David Cerný?

Breve historia de David Cerný en Praga, el escultor checo más famoso.

¿Quién es  David Cerný?

Sobre la belleza de Praga se han vertido ríos de tinta. Sus calles acumulan cientos de monumentos en todos los estilos artísticos imaginables, tantos que han acabado convirtiendo la ciudad en una especie de museo al aire libre. Este “museo” no solo conserva un legado de obras maestras antiguas, sino que, además, estimula la fusión entre clasicismo y vanguardia. Gracias a esta política Praga continúa siendo un referente de primer orden entre las más modernas tendencias artísticas.


Es por este motivo por lo que más de un visitante se ha sentido perplejo al contemplar alguna de las esculturas de David Cerný en Praga, pues una buena parte de su irreverente obra se encuentra expuesta en sus calles. Este famoso y polémico escultor checo ha sabido plasmar como ningún otro muchas de las transformaciones sociales que trajo el paso del totalitarismo socialista a la democracia.


Nacido en Praga a finales de los años sesenta, David Cerny dio sus primeros pasos en el mundo de la escultura estudiando diseño y artes plásticas en su ciudad natal. A principios de los noventa había logrado labrarse un nombre en el interesante periodo de transición por el que atravesaba su país. Fue entonces cuando decidió complementar sus estudios en prestigiosos centros de Suiza y Nueva York, lo cual terminó de situarle como una joven promesa en el panorama artístico internacional. Desde entonces su reconocimiento ha ido aumentando sin parar. No puede negarse que a ello ayuda su fama de excéntrico y provocador, pues la mayoría de sus obras rebosan misterio, sátira y crítica social.


Sirva como ejemplo el acto que le catapultó a la fama: desde 1945, situado en una céntrica plaza de Praga, un tanque ruso se alzaba imponente como recuerdo de la liberación de la ciudad a manos de los soviéticos durante la Segunda Guerra Mundial. Allí permaneció inalterado durante décadas, hasta que en 1991, mientras la Unión Soviética se desmoronaba, David Cerný pintó el tanque completamente de rosa como reacción a la política exterior rusa. El acto fue calificado de vandalismo y David Cerný pasó varios días detenido.


Gustos y polémicas aparte, lo cierto es que la obra de David Cerný se ha convertido en uno de los mayores reclamos para aquellos que buscan encontrar el pulso de otra Praga. Una ciudad alternativa y vanguardista donde la modernidad se funde con el pasado. 

Si deseas visitar las esculturas más famosas de David Cerný en Praga,las vemos durante el Tour del Nazismo y Comunismo.

Etiquetas: David Cerny , Praga

Compartir:

Esta web emplea cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra Política de cookies.