Lunes 30 de marzo de 2020 | Praga

Vodník, criatura mitológica

Vodník, criatura mitológica

¿Conocéis a Vodník? Sin duda se trata de uno de los habitantes más curiosos y desconocidos de Praga. ¡Te contamos su historia!

 

Vodník, criatura de las aguas

Esta escurridiza criatura es un espíritu del agua y ocupa un lugar importante en la antigua mitología eslava. Como el lejano eco de unas creencias paganas ya olvidadas, su figura quedó relegada a los cuentos e historias populares. Sin embargo, durante la exaltación patriótica del romanticismo, su figura se rescató del folclore, sirviendo de inspiración para muchos artistas.

 

El famoso compositor Antonín Dvorák escribió un poema sinfónico que con su nombre, incluyéndolo también como personaje en su ópera Rusalka.

 

A menudo se le describe como un hombre mayor desnudo –mucha gente se refiere a esta criatura simplemente como “el Viejo”) –, con cara de rana, barba verdosa y el pelo largo. Su escuálido cuerpo está cubierto de algas y lodo, e incluso a veces escamas.

Tiene las patas reticuladas en lugar de manos, cola de pez y unos ojos que arden como ascuas al rojo vivo. Por su aspecto andrajoso parece casi una especie de indigente. Por lo general se desplaza a lo largo de los ríos, medio hundido, chapoteando con fuerza y haciendo ruido.

 

 

Vodník en la mitología

Según la mitología, conviene tener cuidado con Vodník, pues cuando se enfada rompe diques, molinos de agua y hasta hay quien asegura que ahoga a personas y animales. Atormentados, los pescadores y molineros hacen ofrendas para apaciguarlo, ya que de no hacerlo arrastraría a la gente a su morada bajo el agua para que le sirvan como esclavos por toda la eternidad.

De hecho estas criaturas lacustres almacenan las almas de los ahogados en copas de porcelana. Veneran sus copas como el patrimonio más valioso y a través del número que poseen muestran su riqueza y estatus ante otros vodníci. Cuando se retira la tapa de una copa de este tipo, el alma en forma de una burbuja que hay dentro se escapa y vuelve a ser libre.

 

No obstante, en ocasiones Vodník puede convertirse en un útil aliado. Muchos pescadores suelen pedir su ayuda colocando una pizca de tabaco en el agua y diciendo: “Aquí está su tabaco, señor Vodník, ahora deme un pez”.

 

Por si acaso, en nuestro free tour del castillo procuramos observar su imagen desde la distancia, con sumo respeto, atentos siempre para no desatar su legendaria ira. ¿Te animas a acompañarnos? ¡Únete a esta visita guiada en español y conocerás Praga de la mano de nuestros guías expertos!

Etiquetas: Praga

Compartir:

Esta web emplea cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra Política de cookies.