Martes 17 de marzo de 2020 | Praga

Isla de Kampa en Praga

Isla de Kampa en Praga

Bañada por las aguas del Moldava, la Isla de Kampa en Praga es una pequeña isla fluvial y uno de los mayores atractivos turísticos que ofrece Praga, ya que es la puerta de entrada a Malá Strana y las maravillas que allí nos aguardan. ¿Quieres conocerla un poco más? ¡Acompáñanos!

 

Isla de Kampa: un poco de historia

La Isla de Kampa se formó en el siglo XVIII, cuando se hicieron las obras para excavar el canal de la Diablesa. Cuenta la tradición que el origen de tan curioso nombre se debe a cierta vecina de lengua afilada que habitó sus cercanías. La isla conecta por un extremo con Malá Strana mediante un puentecito que salva el canal; y con el resto de la ciudad por el puente de Carlos, obra imponente y una de las imágenes más representativas de Praga.

En cuanto a su historia, es cierto que no siempre gozó de la consideración actual, ya que durante siglos no fue más que un descampado. Prueba de ello es el origen de su nombre, Kampa, una corrupción de campus o campo, que es como la llamaban los soldados españoles que participaron en la famosa batalla de la Montaña Blanca durante la Guerra de los Treinta Años.

En 1621 este fue el lugar escogido por parte de las tropas al servicio de la monarquía hispánica para reponerse. Mucho ha cambiado su aspecto desde entonces, pero el eco de tan importante acontecimiento perdura en la toponimia como un recuerdo de días más sangrientos.

Más adelante, esta zona fue conocida por ser frecuentada por las lavanderas locales y por albergar molinos de agua, de los cuales aún se conserva uno completamente restaurado en el parque Kampa y la noria cercana al muro de Lennon.

 

La Isla de Kampa hoy: arte y cultura

Actualmente, la Isla de Kampa en Praga se ha convertido en un reclamo cultural por derecho propio. Situada entre el puente de Carlos y el muro de Lennon, ostenta numerosos edificios barrocos o un restaurante donde disfrutar de estupenda gastronomía bohemia.

El resto de la isla se ha transformado en un área abierta de recreo, el Parque de Kampa. Aquí se pueden visitar las esculturas de los bebés de David ?erný, el polémico autor de obras tan enigmáticas y curiosas como El caballo o La cabeza de Kafka, también en Praga.

 

Se trata de gigantescas esculturas de ochocientos kilogramos de peso y dos metros de altura que, además de por sus dimensiones, son famosas por no tener rostro.

 

Este parque también es la sede del Museo Kampa, que se construyó sobre un viejo molino restaurado. Desde 2003, acoge una importante muestra de arte moderno centroeuropeo.

A todos estos atractivos hay que sumarle una variada oferta de ocio y buen ambiente en las calles en cualquier época del año, donde tienen lugar eventos deportivos medievales, ferias gastronómicas, recreaciones históricas… ¡No dejes de incluir Isla de Kampa de Praga en tu itinerario de viaje!

Si quieres descubrir los encantos de la isla de Kampa y del resto de la ciudad, déjate guiar por nosotros y acompáñanos en nuestros tours de Praga. ¡Reserva tu plaza!

Etiquetas: David Cerny , esculturas , Lugares , Praga

Compartir:

Esta web emplea cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra Política de cookies.