Miércoles 1 de abril de 2020 | Praga

La Catedral de San Vito en Praga

La Catedral de San Vito en Praga

Ubicada en lo alto de la colina, sobresaliendo dentro del conjunto del Castillo de Praga, encontramos la colosal Catedral de San Vito formando parte de su silueta, conformado todo el conjunto una de las fotografías más buscadas de la capital checa. Si quieres saber más, ¡te lo contamos en seguida!

 

Catedral de San Vito: historia y construcción

 

La catedral se alza sobre una antigua basílica de tiempos de Septinev II (1055-1061), la cual se había construido sustituyendo una pequeña iglesia anterior erigida por Wenceslao I (921-935).

La construcción de la catedral la inicia Carlos IV en el año 1344. Comienza la obra el arquitecto Mathieu d´Arras, llegado desde Avignon e introduce el gótico francés en Bohemia. Se inician las obras por el coro y las capillas.

A su muerte continua con las obras el arquitecto Peter Parler, llegado desde Alemania. Acaba con la nave central, el sistema de contrafuertes y termina la Capilla de San Wenceslao. También dotó a la catedral de una monumental entrada, la Porta Aurea (Puerta de Oro) en la fachada sur.

 

La puerta fue decorada por artistas llegados desde Italia y que llevaron a cabo un magnifico mosaico con teselas doradas, que la hacen ser digna de su nombre. Cuando el sol se refleja en ellas la puerta brilla como el oro dejando deslumbrado a aquel que la contempla.

 

La construcción se vio interrumpida en 1419 cuando inicia la Guerra de los Husitas. Habrá que esperar unos siglos para poder terminar las obras de este templo. Hasta mediado del siglo XIX no se vuelven a retomar las obras.

En 1861 Josef Kraner comienza los trabajos de prolongación de la catedral. Lo sucede Josef Mocker y será Kamil Hilbert quien termina la fachada occidental, por la que se accede al templo en la actualidad. El templo fue consagrado en 1929, coincidiendo con el milenio de la muerte de San Wencesalo, santo patrón de la República Checa.

 

Catedral de San Vito, panteón y estandarte de los antiguos reyes de Bohemia

 

La catedral en la actualidad está consagrada a tres santos: San Vito, San Wenceslao y San Adalberto. San Vito por la reliquia, regalo de Enrique I de Sajonia a Wencesalo. Siendo este último el que luego pasara a convertirse en San WenceslaoSan Adalberto fue un obispo del siglo X que murió martirizado por introducir en esta región el cristianismo.

En su interior destaca la Capilla de San Wenceslao, construida sobre la que fue su tumba y donde en su día estuvo ubicada la inicial iglesia relicario. Joya del gótico por su decoración a base de pinturas con motivos de la vida del santo y por el revestimiento dorado con incrustaciones de jaspes y amatistas. Una joya del barroco, el sepulcro de San Juan de Nepomuceno. Realizado en plata y con una altura de 5 metros.

La vidriera más buscada es la realizada por el artista checo Alfons Mucha en la que se representa una alegoría de los pueblos eslavos, glorificando a San Cirilo y San Metodio introductores del cristianismo en las tierras checas.

 

La catedral de San Vito se convirtió en el corazón religioso y político de Bohemia. Fue el mausoleo de los reyes de Bohemia y entre los años 1347-1836 fueron coronados 22 reyes con la corona de San Wenceslao, custodiada también en este templo en la Cámara de la Corona, cerrada con 7 llaves ya que guarda los tesoros más valiosos de la catedral.

 

Esta es la increíble pero verdadera historia de cómo una pequeña iglesia relicario construida en el siglo X se ha convertido en este impresionante templo. ¿Quieres conocer de cerca la Catedral de San Vito? ¡Acompáñanos en nuestro free tour del Castillo de Praga!

Etiquetas: arquitectura , Catedral , Praga

Compartir:

Esta web emplea cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra Política de cookies.