Martes 23 de abril de 2019 | Oporto

Matosinhos: el lugar del pescado en Oporto

Si bien aún existen buenos restaurantes, la magia y encanto de Matosinhos ya se ha perdido entre los edificios turísticos y el puerto industrial

Matosinhos: el lugar del pescado en Oporto

Cuando uno piensa qué hacer en Oporto y sus alrededores, uno de los lugares que viene rápidamente a la boca, de forma general por la recomendación de un amigo, es ir a Matosinhos a comer pescado.

Matosinhos, pronunciado como si fuera una “ñ” nuestra, fue años atrás uno de los lugares predilectos para comer pescado en las afueras de Oporto por su calidad, pero especialmente por su precio. ¿De dónde viene esta tradición? Pues bien, Matosinhos era en sus inicios un pequeño barrio de pescadores de casas típicas y largas playas donde se agolpaban las pequeñas embarcaciones con las que pescaban sus habitantes, sin embargo a día de hoy las cosas han cambiado.

La popularidad del lugar ha hecho que las grandes inmobiliarias se hayan movido hacia este pedazo de costa atlántica para hacer su pequeño “Benidorm portugués del norte”, y de aquella estampa típica ya no queda nada. A día de hoy un inmeso mar de enormes edificios y hoteles en primera línea de playa se tocan con el puerto exterior de Porto, el puerto de Leixoes, donde abundan cargueros gigantescos y grúas de estiva. ¿Qué nos queda entonces? Pues el pescado y la playa. En el caso de la segunda, sigue siendo larguísima y preciosa, aunque su oleaje y viento haga que no sea recomendable ir con niños pequeños, de hecho han instalado unas piscinas artificales de pago en la costa para un baño despreocupado aunque masificado en verano. Y por otro lado tenemos el pescado, el cual sigue siendo de gran calidad y fresco, pero las tascas típicas cada vez son más difíciles de encontrar, y sus precios son más altos ajustándose a la demanda que tienen.

¿Vale la pena entonces ir a Matosinhos? Como siempre, todo depende. En el caso de buscar un lugar típico y tranquilo para comer buen pescado nosotros recomendamos Afurada, el sur del estuario del Duero, todavía a salvo de la masificación y lleno de casas bajitas de azulejos de colores. Eso sí, sobran buenos sitios para comer pescado sin tener que salir de Oporto, ahí ya decisión de cada cual.

Lo único que es un imprescindible es acompañarnos al free tour de Oporto, por esta recomendación sí ponemos la mano en el fuego, ya que además de historia y monumentos los guías que colaboran con nosotros os podrán aconsejar mucho más en detalle sobre buenos sitios donde comer en Oporto.

Compartir:

Esta web emplea cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra Política de cookies.