Domingo 19 de agosto de 2018 | Oporto

Los platos más típicos de Oporto

¿Qué tenéis que probar en vuestra visita?

Los platos más típicos de Oporto

Viajar a una ciudad no es solamente caminar por sus calles, sacar fotos como recuerdo y vivir unos días de felicidad alejado del ajetreo de la rutina. Para que un viaje sea auténtico tenemos que mimetizarnos con los locales. Y no hay nada mejor que hacerlo a través de la comida.

Portugal es un país lleno de riquezas naturales y urbanas pero, además, es un lugar que te gana por el estómago. El bacalao es su plato estrella; los portugueses se congratulan de tener 365 recetas distintas, una para cada día del año y sin necesidad de repetir (¡o al menos eso dicen ellos!).

En Porto, por supuesto, se puede disfrutar de un riquísimo bacalhau com broa o un maravilloso bacalhau à Brás, pero tiene un amplio abanico culinario para todos los gustos.

Cuando uno llega a la ciudad, lo primero que va a ver repetido en todos los restaurantes es la famosa francesinha, un sándwich relleno de salchichas, jamón y filete de cerdo sobre el cual se coloca queso fundido, un huevo frito y la salsa especial de la francesinha, una salsa picante cuya base es el tomate y la cerveza, todo ello acompañado de patatas fritas.

Si ves que tras la francesinha te quedas con hambre, nada mejor que una bifana, un pequeño bocadillo relleno de tiras de carne de cerdo muy finas que previamente han estado marinando con ajo y especias varias horas.

Pero si hay algo realmente típico que tiene Porto son las tripas, hasta el punto que los portuenses son conocidos como “tripeiros” en el resto del país. Sí, eso de comer tripas suena un poco asqueroso pero nada más lejos de la realidad: son callos acompañados con alubias blancas, perfectos para un día frío en la ciudad bañada por el Duero.

Y ya por último, para una cena ligera antes de salir a conocer la noche de la ciudad en las Galerías de París con una copa de Portonic (vino de Oporto con tónica), nada mejor que un cachorro, un perrito caliente versión portuguesa.

Vivir la completa experiencia portuense se basa no solo en conocer su catedral, subir a la Torre dos Clérigos o pasear a orillas del Douro, sino en disfrutar de la gastronomía que nos ofrece para llevarnos el mejor regalo que nos puede otorgar esta hermosa ciudad.

Bom proveito!

Compartir:

Esta web emplea cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra Política de cookies.