Viernes 14 de mayo de 2021 | Oporto

Los mejores miradores de Oporto

Descubre dónde hacer las mejores fotos en Oporto

Los mejores miradores de Oporto

Solo hace falta entrar en cualquier red social para descubrir que Oporto es muy fotografiable. Sin necesidad de filtros o de técnicas complejas, es muy fácil capturar en esta ciudad imágenes evocadoras que podrían figurar en una postal, sean de monumentos barrocos, fachadas modernistas o arquitectura del metal, o incluso imágenes costumbristas de señoras asomadas a sus balcones o de ropa tendida entre los edificios de colores en alguna callejuela estrecha. Cualquier rincón nos ofrece una instantánea maravillosa.

Sin embargo, si lo que buscamos es la mejor panorámica de Oporto, necesitamos encontrar el mirador ideal. Y aquí vamos a mostrarte varios que te ofrecerán perspectivas increíbles para llevarte el mejor recuerdo de tus vacaciones.

 

Mirador de la Victoria

Situado muy cerca de la Torre de Clérigos, y junto a la iglesia de Nossa Senhora da Vitória, nos encontramos un mirador que nos permite observar la catedral, el río Duero, el puente de Luis y todas las bodegas de Gaia. También da una perspectiva única de los barrios de Sé y Barredo desde lo alto, y muy cerca puede verse un mural del artista portuense Hazul. Es nuestro mirador favorito, y por eso lo utilizamos de escenario para contar uno de los momentos más especiales de nuestro Free Tour Oporto. Tened en cuenta que se trata de un espacio privado al que se permite el acceso libremente, pero dependiendo del tiempo puede encontrarse cerrado, así que evitadlo si hace mucho viento.

 

Mirador de las Virtudes

Solo para los más valientes, para llegar a él hay que bajar una cuesta muy empinada que se vuelve peligrosa en días de lluvia. Desde aquí hay una buena vista de Gaia y se puede atisbar el principio del barrio de Afurada. Las vistas están limitadas por una valla negra que evita que alguien pueda caer por el borde del mirador, pero a la vez nos ofrece una curiosa posibilidad para las fotografías. Se puede acercar el teléfono o la cámara hasta los huecos de la valla, para que ésta no salga en la foto, o puede utilizarse para dar una perspectiva nueva y poética a las vistas. ¡Hay que aprovechar todo lo que Oporto nos ofrece!

 

Mirador de los Grillos

Muy cercano a la catedral, esta perspectiva nos situará frente a la plaza del Infante y el Palacio de la Bolsa, con un marco pétreo en forma de la fachada de la Iglesia de los Grillos, que cierra el lateral izquierdo de la panorámica. Pueden observarse también otros templos como la Iglesia de San Francisco o la Iglesia de la Misericordia, y también se puede ver parte del curso del Duero. Desde este lugar se tiene una vista privilegiada del antiguo barrio judío de Oporto, cuya historia contamos en el Tour Medieval y de Ribeira.

 

Mirador de los Jardines del Palacio de Cristal

Algo alejado del centro, para quienes tienen varios días en la ciudad puede ser una opción acercarse a conocer estos jardines, donde os podréis cruzar con pavos reales, y disfrutar de las vistas. Su situación, más al oeste, le da una perspectiva única y muy diferenciada de los miradores del centro, ya que pueden verse a un tiempo Oporto y Vilanova de Gaia.

 

Mirador del Infante

Algo similar puede decirse de este otro mirador, cercano al Puente del Infante. También situado fuera del centro más turístico, da una perspectiva diferente de la ciudad, esta vez desde el este, pudiéndose ver desde aquí el Puente de María Pía, construido por Gustav Eiffel, así como el famoso Puente D. Luis I, que frecuentemente (y erróneamente) se le atribuye.

 

Mirador de Serra do Pilar

Curiosamente, algunos de los mejores miradores de Oporto (y, para muchos, los mejores) no se encuentran en Oporto, sino en su vecina Vilanova de Gaia, al otro lado del Duero. Cruzando el Puente de Luis hacia el sur nos encontramos una gran construcción renacentista sobre una colina. Esta posición domina tanto sus alrededores que fue el centro de muchas batallas durante la Guerra Civil portuguesa y el asedio de Oporto, y se convirtió tras ella en una base del Ejército portugués. Pese a ello, todavía se puede acceder al mirador en el que se encuentra el antiguo monasterio, desde el que se domina Oporto como desde ningún otro lugar.

 

Mirador del General Torres

Y reservamos para el final el que en nuestra opinión es el mejor mirador para tomar la foto más icónica de Oporto: el Duero con sus barcos rabelos, la Ribeira con sus casas de colores, las cuestas portuenses configurando un crescendo de fachadas diversas y abigarradas y, por encima de todo, como una doble corona, la Catedral y la Torre de los Clérigos. Para llegar a este punto mágico hay que descender por un camino sinuoso que baja desde el Jardim do Morro, como lo hacemos en el Tour de Gaia, en el que descubrirás algunos de los mejores lugares para fotografiar que preferimos reservarnos para poder sorprenderte.

Etiquetas: consejos , Oporto , turismo , vacaciones , viajar

Compartir: