Martes 5 de febrero de 2019 | Oporto

La Torre de los Clérigos

El monumento más importante de Oporto

La Torre de los Clérigos

No importa adónde vayamos en Oporto, desde todos los rincones de la ciudad hay un monumento que siempre está presente. Se trata de la Torre de Clérigos, que lleva más de 250 años dominando el Duero como un viejo centinela.

Fue construida a mediados del siglo XVIII por el arquitecto italiano Nicolau Nasoni, que también proyectó muchos otros edificios en Oporto, como las iglesias del Carmen, la Misericordia y Santa Marinha, el palacio episcopal o las reformas de la Sé. En todos ellos nos dejó su estilo barroco rococó, profusamente decorado.

No obstante, y sin desmerecer ninguna de estas importantes obras, la joya de la corona sin duda es la Iglesia de los Clérigos y en especial su Torre, que durante mucho tiempo fue el edificio más alto de Portugal. Al menos eso debía pensar el propio Nasoni, ya que está enterrado en esta iglesia, y en ello están de acuerdo los portugueses, que le dedicaron una moneda conmemorativa en 2013.

Otra de las curiosidades sobre este edificio es el lugar en el que está construido. Durante mucho tiempo, las murallas de la ciudad transitaban por esa misma zona, subiendo desde la actual Praça da Liberdade hacia el Centro Portugués de Fotografía, donde se encontraba la Porta do Olival. Y era justo ahí, fuera de los límites de la ciudad, donde se ajusticiaba a los condenados a muerte, por lo que ese lugar era llamado Cerro de los Ahorcados.

También los usos que ha tenido esta torre son muy curiosos. Y es que, además de las funciones religiosas y asistenciales de los clérigos que le dan nombre, la Torre ha sido y es un instrumento para medir el tiempo. Hoy en día lo hace con un reloj en su fachada, pero inicialmente lo hacía mediante un disparo de pólvora seca que señalaba a los portuenses el mediodía. También fue estación de telégrafo, punto de referencia para los barcos del Duero, punto estratégico en batallas y conflictos políticos, y símbolo de la ciudad.

De tanto hablar de ella, seguro que se os ocurre que las vistas y las fotos desde arriba deben ser maravillosas, así que preparaos: acceder a sus más de 76 metros de altura os costará 240 escalones, además de los 5 euros de la entrada. Y si lo que queréis es verla y que os la expliquemos, lo hacemos todos los días en nuestro Free Tour Oporto.

Os esperamos bajo el paraguas verde!

Compartir:

Esta web emplea cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra Política de cookies.