Miércoles 29 de abril de 2020 | Oporto

Castillo de Guimarães, muralla y torres históricas

Castillo de Guimarães, muralla y torres históricas

Viajar a Guimarães es una de las excursiones más aconsejada si estás pasando unos días en Oporto. Admirar el castillo de Guimarães es una de las visitas ineludibles en nuestra jornada en esta ciudad Patrimonio de la Humanidad y origen histórico de Portugal. ¿Te apetece acompañarnos en nuestra visita guiada? ¡Únete a nosotros!

 

La fortaleza fue nombrada una de las 7 Maravillas de Portugal en 2007 y figura en la ruta de los castillos más importantes de todo el país.

 

El Castillo de Guimarães: su historia  

Los orígenes y la evolución durante los siglos del Castillo de Guimarães están unidos a la historia de Portugal. Considerado Monumento Nacional desde 1907, el castillo primitivo fue levantado a mediados del siglo X en la parte alta de la localidad, que por entonces recibía el nombre de Vimaranes, en la llamada Colina Sagrada de este núcleo de población. Te lo contamos brevemente. 

Se construyó por encargo de la condesa gallega Mumadona, con madera y tierra. Su objetivo: defender la población de la amenaza de los vikingos y musulmanes. Pero a lo largo de toda la Edad Media sufrió numerosas remodelaciones que la llevaron a convertirse en la fortaleza que hoy podemos visitar.

Empecemos nuestra visita por la historia de la ciudad. Afonso Enriques, nacido en este castillo, en 1111, estableció su corte en Guimarães, y la convirtió en capital del reino al vencer en la Batalla de San Mamede en 1118.

 

Con su victoria consiguió la independencia de Portucalem del reino de León. Este fue sin duda el origen de la nación portuguesa.

 

Para fortalecer su capacidad defensiva D. Afonso tuvo que demoler parcialmente la construcción original ampliando el área ocupada con nuevos y más potentes muros, con técnicas ya próximas a la tipología románica.

Pero a partir del siglo XV el castillo dejó de tener función defensiva y el castillo entró en una especie de decadencia: llegó a ser la cárcel de la ciudad y también fue un simple pajar. Su estado de ruina se fue agravando y en el siglo XIX se barajó su demolición con el fin de reutilizar su piedra. 

Afortunadamente, en 1881, el castillo de Guimarães fue clasificado como el único monumento histórico de primera clase en toda la región del Miño. En 1906 fue clasificado como Monumento Nacional. En 1907, declarado Monumento Nacional y ello llevó a su reconstrucción definitiva para la apertura pública a las visitas en 1940.

 

El Castillo de Guimarães: su estructura 

Conocer el castillo de Guimarães es una de las visitas obligadas en nuestra estancia en la ciudad. ¿Quieres conocerlo? ¡Te lo enseñamos!

La fortaleza se alza sobre la llamada colina Sagrada o Falperra, en la zona alta de Guimarães. Desde sus torres se domina el Campo de San Mamede en el que se desarrollaron las luchas de la batalla que lleva este nombre.

 

Está a unos 15 minutos caminando desde el casco histórico y a muy pocos metros del Palacio de los Duques de Bragança y la Iglesia de San Miguel do Castelo. Puedes adquirir una entrada conjunta para los tres monumentos.

 

El castillo no presenta un gran tamaño. En su configuración actual consta de 7 torres cuadradas con almenas construidas sobre la roca y que rodean el patio de armas. Destaca sobre las demás la Torre del Homenaje, de 28 metros de altura y con tres pisos y a la que se puede subir. Fue construida más tarde, en la segunda mitad del siglo XIII. 

El patio de armas puede recorrerse el perímetro a través de una pasarela superior que recorre el interior de la zona amurallada.

 

Información de interés

  • Horarios de apertura: de martes a domingos de 9:30 a 18.15
  • Precio de la entrada: Adultos 1.50 y estudiantes 0.75 euros   

 

Guimarães: sus murallas

Para entender el valor histórico de Guimarães hay que conocer su estructura urbana. Como núcleo de población eminentemente defensivo. Guimarães estuvo rodeada por una muralla de al que todavía perviven algunos restos en la actualidad.

La primera construcción se llevó a cabo en el siglo XIII. La localidad estuvo constituida por dos núcleos urbanos independientes. El primero, en la parte alta, en torno al Castillo, y otro en la villa baja. Posteriormente, Alfonso III dotó a las dos zonas de una única estructura.

 

La muralla tendría alrededor de dos kilómetros y obligó a demoler algunas iglesias de la ciudad. La obra duró más de un siglo y que concluyó a principios del siglo XIV. 

 

Aún se conservan algunos fragmentos de esta estructura. El más extenso, en la actual Avenida Alberto Sampaio, más próxima al castillo. El segundo y más conocido en la Torre de la Alfândega, una de las zonas más fotografiadas de la ciudad en la que nació Portugal. 

 

¡Visita el Castillo de Guimarães con nosotros!

Habrás tenido oportunidad de comprobar que la historia y el patrimonio artístico convierten Guimarães es una de las mejores propuestas para hacer una escapada desde Oporto.

¡Anímate y conócelo con nosotros! Inscríbete en el tour por Guimarães y recorreremos la muralla visitaremos el castillo. Podrás conocer in situ de mano de los guías expertos muchos detalles de la historia de Portugal que te cautivarán. ¡Será una visita que recordarás siempre!

¡Incluye esta excursión en la planificación de tu viaje! Tú elegirás la fecha y te unirás al grupo. Como siempre nos encontrarás en la Praça da Liberdade de Oporto. Estaremos bajo el paraguas verde y empezaremos el viaje.

¡Hasta pronto!

Etiquetas: arquitectura , Lugares , Oporto

Compartir:

Esta web emplea cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra Política de cookies.