Jueves 23 de enero de 2020 | Lisboa

Lisboa en tres días

Un viaje imprescindible

Lisboa en tres días

Si dispones un puente o te quedan esas pequeñas vacaciones que aún no has disfrutado, esta es la ocasión para conocer Lisboa en tres días o para repetir tu visita a una ciudad en la que te siempre te sientes como en casa.

Aquí te damos algunas recomendaciones para que tu viaje a Lisboa sea, efectivamente imprescindible ¿Empezamos?

 
Visitar Lisboa en tres días: lo imprescindible

Tanto si todavía estás planificando tu viaje a Lisboa como si acabas de llegar a la ciudad, tendrás claro que las opciones de tu visita dependerán de cómo quieras plantear esta escapada a la capital lisboeta ¿Has viajado en familia? ¿Es una escapada romántica? ¿Sois un grupo numeroso?

¡No importa! Lisboa es una ciudad versátil y para todos los públicos. Déjate aconsejar. Una extraordinaria opción para iniciar tu viaje es participar en el free tour Lisboa. Ten en cuenta que dispones de tres días y quizás en anteriores visitas no pudiste disponer del tiempo necesario para ello. Infórmate aquí. Tu elegirás la fecha y la hora.

Ponte en manos de nuestros informadores profesionales, que te enseñarán en una visita gratuita los secretos de la ciudad, desde el barrio alto al Chiado, pasando por todos los rincones del centro de la ciudad: Rossío, la Baixa, Belém…  ¿No te suena? Seguro que tienes todo esto anotado en tu agenda. Comienza la ruta.

 

Primera jornada en Lisboa: pasear por la ciudad

Los que ya conocen Lisboa saben que uno de los secretos para disfrutar de su encanto es caminar por sus calles. Lisboa es una ciudad fácil de manejar y podemos recorrer sus principales barrios caminando. Dispone además de un transporte público cómodo y, en especial de su red de tranvías.

Si habéis buscado información, ya conoceréis el famoso tranvía 28, ideal para todo tipo de público y para llegar a la Alfama, la Baixa o el Chiado. Podrás conocer muchos atractivos de todos los barrios de Lisboa que no debes perderte en tu visita

Algunas de las recomendaciones que te hacemos para esta primera jornada si nos decidimos por la Alfama son:

 

  • Miradores: disfrutar de los miradores de Lisboa es uno de los mayores placeres de la ciudad. Destacan los miradores de Santa Luzía y Gracia, y también el del Castillo de San Jorge.  
  • Catedral de Lisboa: La Catedral conocida como la Sé de Lisboa del siglo XII, es el edificio religioso más importante e antiguo de la ciudad. Su horario es de 9:00 h a 19.00 horas.
  • Castillo de San Jorge: situado en la colina más alta de Lisboa. Ofrece una vista espectacular de la ciudad. Su horario es de 9:00 a 21:00h. De noviembre a febrero cierra a las 18:00h.

 

Lisboa puede presumir de una gastronomía exquisita con el bacalao como gran atractivo. En cualquiera de los barrios del centro podrás hacer un alto para probar las exquisiteces de la cocina local y también de su repostería.

Si quieres disfrutar del ambiente nocturno, sería imperdonable regresar de tu visita sin disfrutar de una velada de fado. En la Alfama se encuentran los locales más tradicionales de Lisboa y también en el Barrio Alto, una zona ideal para salir de copas. Allí encontrarás una gran cantidad de restaurantes, pubs y discotecas.

 

Segunda jornada: la Baixa y el Chiado

Lisboa tiene una extraordinaria vida comercial y en la Baixa se encuentran la mayor parte de los comercios y locales de ocio. El barrio fue reconstruido tras el terremoto del siglo XVIII por el Marqués de Pombal, con un estilo clásico y calles geométricas.

Podemos aprovechar esta segunda jornada para hacer nuestras compras y no dejarlo para última hora. ¿Empezamos?

 

  • Avenida de la Liberdade: Es la avenida más majestuosa de Lisboa, con edificios del siglo XIX y aceras cubiertas con mosaicos que forman dibujos en blanco y negro. Podemos encontrar todas las tiendas de moda internacional y marcas de prestigio. Presenta muchísimo ambiente y son frecuentes las actuaciones de fadistas en plena calle. Un espectáculo único.
  • Plaza de los Restauradores: Llamada así en honor de los que en 1640 se rebelaron contra la dominación española y en cuyo centro se encuentra un obelisco para conmemorar el acontecimiento.
  • Plaça do Rossio: Junto a la anterior. Es la más animada de la ciudad y el lugar de cita de los lisboetas y visitantes.
  • Plaza de Figueira: A un paso de la Plaça do Rossio esta esta plaza con edificios clásicos y una estatua ecuestre de Juan I, desde la que sale la elegante calle peatonal de Rua Augusta. 
  • Plaza do Comercio: Es la plaza más espectacular de la ciudad y es el punto en el que el centro de Lisboa se asoma al Tajo. Desde este kilómetro cero podrás tomar la salida en el free tour Lisboa a distintas zonas de la ciudad

 

El barrio del Chiado es la zona más bohemia de la ciudad. En los últimos años se ha convertido en uno de los puntos más atractivos de Lisboa, sobre todo a raíz de la recuperación urbanística del barrio, dirigida por Álvaro Siza. Está muy próximo al centro y tiene una enorme vida comercial y de ocio.

Para llegar al Chiado podemos tomar de nuevo el tranvía 28 o el elevador da Gloria que parte de la plaza de los Restauradores. Una vez allí, hay varias recomendaciones ineludibles. Uno de los lugares de encuentro y muy habituales para el turista, es el Café A Brasileira, en la Rua Garret.

Deberás visitar también las ruinas de la iglesia do Carmo y la Praça Luís de Camoes, uno de los escenarios de la Revolución de los Claveles de 1974.

 

Tercera jornada en Lisboa: Belém

El barrio de Belém, junto al centro de la ciudad, es una visita obligada en Lisboa. Está un poco alejado de la zona centro que ya hemos tenido oportunidad de conocer, pero muy bien comunicado. Lo más fácil es tomar el tranvía 15 que sale de la Praça da Figueira, en la Baixa, y va paralelo al río a partir de la estación de Cais do Sodré.

Una vez allí tendremos que detenernos en:

 

  • La Torre de Belém: monumento del siglo XVI situado más hacia el oeste de la zona de Belém. Fácil de identificar, situada en la orilla del río Tajo. Nació como parte del proyecto de fortificaciones de defensa del estuario del Tajo. Como curiosidad, en su origen iba a estar rodeada totalmente por el agua, pero el avance de la orilla hace que ahora sólo una parte de ella esté sobre el agua. Se puede visitar en las horas de apertura habituales, aunque su vista desde el exterior merece más la pena que en el interior. Junto con el Monasterio de los Jerónimos, fue declarado Patrimonio de la Humanidad.
  • El Monasterio de Los Jerónimos: es una de las grandes obras del estilo gótico manuelino que existen. En la iglesia, están enterrados varios reyes y personajes destacados de la cultura portuguesa, pero lo más destacable y espectacular es su claustro,
  • El Monumento a los Descubrimientos: construido a mediados del siglo XX como un homenaje a los descubridores y navegantes portugueses. Tiene 50 metros de altura y se puede subir a su terraza en ascensor. Sus vistas son espectaculares.
  • Confitería Pasteís de Belém: es uno de los atractivos de la ciudad. Despacha al día miles de pasteles elaborados con una receta centenaria y exclusiva. Merece la pena esperar la habitual cola.

 

Pero, sin duda, si quieres conocer esta zona de Lisboa  de una manera diferente siempre tienes la opción de participar en un tour de Belém y el Tajo. De mano de los informadores obtendréis una visión diferente que te convertirá en un viajero distinto y podrás unir tres factores tan importantes en Lisboa como la historia y el arte de la ciudad y el Tajo. ¡Infórmate aquí!

 Estas son algunas de las recomendaciones de la Lisboa imprescindible. Pero lo cierto es que Lisboa elegir el mejor destino en cada viaje por la ciudad y disfrutar de forma diferente, por sus museos, sus rutas, sus calles y su personalidad. Una de las mejores formas de conocerlo es a través de free tour Lisboa. Pruébalo, disfrútalo y tú mismo te encargarás de darle su valor.

 ¡Viaja con nosotros, te esperamos!

Etiquetas: lisboa , Lugares , turismo

Compartir:

Esta web emplea cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra Política de cookies.