Jueves 14 de mayo de 2020 | Lisboa

El transporte público en Lisboa

Consejos para moverse por la ciudad

El transporte público en Lisboa

Una de las claves para disfrutar sin complicaciones de una nueva ciudad que aspiramos a conocer es cómo moverse en ella. En este post os daremos algunos consejos sobre la utilización del transporte público en Lisboa.

Hay diversos medios de transporte, aunque los más utilizados sean el metro y el autobús, que conectan con todos los puntos turísticos y las zonas del extrarradio de la capital de manera rápida y barata. También te vamos a aconsejar como utilizar los elevadores, trenes y barcos. Al igual que Willy Fog haremos nuestra particular vuelta a Lisboa en todos los transportes públicos. ¿Te vienes?

La llegada a la ciudad

La mejor forma de llegar al centro de Lisboa desde el aeropuerto es cogiendo la línea roja de metro. Esta línea une el aeropuerto con la estación de Oriente (a donde llegan por ejemplo los autobuses y trenes nacionales o los autobuses que van y vienen de España) y más adelante con el centro de Lisboa.

¿Cómo usar el transporte?

Como en la mayoría de ciudades europeas, se necesita una tarjeta de transportes que aquí se llama zapping y es recargable. Puedes comprarla al personal de las ventanillas de venta del metro o en las propias máquinas. Si optas por la tecnología o en la estación no hay vendedores, cosa bastante probable, no te preocupes por el idioma, pues en la pantalla podrás cambiar el idioma a español con solo apretar la bandera correspondiente y seguir las instrucciones. Son obligatorias si quieres desplazarte en metro y deben pasarse por el lector de los tornos. El precio de la tarjeta es de 0,50 euros.

Las tarjetas son de uso individual, no se puede cargar una tarjeta para varias personas y suele haber bastantes revisores en autobuses y trenes, así que no te la juegues, no merece la pena. El precio es barato, contribuimos a la economía local y evitamos multas.

Precios y horarios

El viaje en metro cuesta 1,50 euros. Si vamos a movernos un mínimo por el transporte público en Lisboa lo recomendable es cargar varios viajes en una misma tarjeta, así nos ahorramos los 0,50 euros que costaría comprar una nueva de cada vez. ¡No la perdáis! Las cargas comienzan con 3 euros y se puede meter hasta 50 para viajar libremente en las cuatro líneas de metro, así como en los medios de transporte de la compañía Carris.

Otra opción muy utilizada es la adquisición de un pase de 24 horas, cuyo precio es de 6,40 euros. El pase de un día o 24 horas nos permite movernos en metro, tranvía, elevador de Santa Justa y autobús. Pero si además queremos hacerlo también en barco, el precio es de 9,55. Nada caro y merece mucho la pena, pues nos permite el desplazamiento en todos los medios del transporte público en Lisboa.

Los niños menores de 3 años no pagan nada, de 4 a 12 años pagan la mitad y de ahí en adelante a precio normal. 

El metro empieza a funcionar a las 06.30 y continua hasta la 01.00 de la madrugada. De todas formas, si teneis que coger un vuelo muy temprano tened en cuenta que esa hora es la de salida de la cabeza de línea, así que mejor ir con margen o llamar a un taxi que nos evite los sustos.

Ir a Belém o a Sintra

Para ir a estos lugares tan conocidos de Lisboa recomendamos cambiar de transporte y movernos en trenes de cercanías, los denominados Alfa-Pendular o Comboios de Portugal. En el caso de Belém también podemos llegar en autobús o tranvía pero no es recomendable por el tiempo que tarda y las vueltas que da.

Para este nuevo medio de transporte necesitamos una tarjeta diferente que se compra directamente en las estaciones, pues los ferrocarriles que se mueven entre ciudades ya no entran dentro de la tarjeta urbana de Lisboa. Funciona de la misma manera, ya que también es recargable, aunque no creemos que vayais a utilizarla más veces que el día que visiteis esos lugares. El precio de ir a Belém es de 2,70 más la tarjeta también de 0,50 y a Sintra 5 euros más tarjeta.

El metro

El metro de Lisboa comenzó a mediados del siglo XX y desde entonces ha ido ampliando sus paradas y líneas, contando en la actualidad con cuatro líneas marcadas por colores y muy sencillas e intuitivas. La línea roja que une el aeropuerto con el centro. La línea verde nos lleva hasta la estación de tren de Cais do Sodré o el Estadio José Alvalade, la casa del Sporting de Portugal. La línea amarilla nos lleva hasta las zonas hoteleras de Saldanha o Marqués de Pombal. Y por último tenemos la línea azul que es la más importante, pues entre sus paradas se encuentran la Estación de Santa Apolonia -donde llegan los trenes desde España-, la Plaza del Comercio, la conexión con barrio alto en Baixa-Chiado, la plaza de Restauradores, el parque Eduardo VII o el campo de futbol del Benfica, el impresionante Estadio da Luz.

Autobús

Los llamados autocarros en portugués, son de color amarillo y con el logotipo de la compañía Carris, que también está en los tranvías y elevadores. Hay muchas líneas que unen el centro de la capital con la periferia, pero realmente si quieres moverte por el corazón de la ciudad o sus principales monumentos puedes optar por la línea 728 que une la zona de Belém, la Baixa pombalina con parada en Plaza del Comercio, sigue hasta el Museo del azulejo, la estación de Oriente y el Oceanario, dejándonos además muy cerca del aeropuerto. Otra de las opciones es la línea 734, que pasea por Graça, Mouraria y las zonas bajas del barrio de Alfama. Si queremos tomar un autobús desde el aeropuerto, también existen los autocarros de color verde que por 3,50 nos llevan hasta el centro, pero estos nada tienen que ver con los autobuses públicos de intenso color amarillo que vamos a encontrar por toda la ciudad. Si dudas, baja la aplicación para móvil AppCarris. 

Tranvía

En nuestro blog tenemos una entrada sobre el Eléctrico de Lisboa, con sus paradas y mejores recorridos. Te recomendamos el trayecto del 24, no tan masificado como el famoso numero 28. En todo caso, si no quieres adquirir tarjeta, el billete individual cuesta 3 euros y tendrás que pagarlos de nuevo si quieres volver desde el fin del trayecto. No vayas a horas centrales, aprovecha el tiempo en la ciudad para conocer los barrios de Alfama o Belém.

Barco

Una opción para conocer el otro lado del Río Tajo es moverte en barco. Hay varias terminales fluviales, aunque realmente el barco que merece la pena es el que sale de Cais do Sodré. Dentro de las posibilidades, nosotros te recomendamos que tomes la dársena 3 y vayas a conocer Cacilhas. El viaje de ida y vuelta es de 2,70 pero puedes aprovechar tu tarjeta para recargarla en las máquinas del pequeño puerto de pasajeros. Al otro lado te esperan restaurantes con el mejor pescado de los alrededores, vistas maravillosas de Lisboa, o el famoso Cristo Rei de Almada.

Elevadores

La tarjeta zapping da acceso a los elevadores. Si quieres conocer más de su historia y secretos busca en nuestro blog, pero lo imprescindible, es que sepas que con tu pase también podrás conocer estos magníficos monumentos del patrimonio portugués, en especial el famosísimo Elevador de Santa Justa. Eso sí, tendrás que hacer cola igualmente pues es muy turístico.

 

Si quieres conocer toda Lisboa, te aconsejamos adquirir una tarjeta y moverte libremente por la ciudad, ahorrando y aprovechando el tiempo. Además, la oportunidad de desplazarte rápidamente hará que llegues enseguida a la Plaza del Comercio, donde te estaremos esperando con nuestros paraguas verdes para comenzar nuestros tours de Alfama, Belém o Imprescindible. Recuerda, que tú pones el precio y eliges el horario. No lo dudes, ¡Reserva ya!

Etiquetas: lisboa , viajar

Compartir:

Esta web emplea cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra Política de cookies.